En Finlandia existe una caja llamada “äitiyspakkaus-laatikko” (the baby box o la caja del bebé). Se trata de un pack de maternidad que entrega el gobierno a todas las futuras mamás. Tienen la opción de elegir entre la caja o recibir efectivo (unos 185€), pero el 95% opta por la caja, ¡pues su valor es mucho mayor! Tienen la oportunidad de recibirla con todos los hijos. Existe desde 1938, cuando el gobierno se dio cuenta del drama que sufrían al tener 65 muertes de cada 1.000 nacimientos.

Originariamente, se entregaba a todas las mamás con bajos recursos de forma a conseguir que mejorasen su bienestar. Poco a poco, el gobierno consiguió rebajar radicalmente los índices de mortalidad infantil, gracias a acercar a los hospitales públicos a todas esas mujeres embarazadas. El estado de bienestar en Finlandia, actualmente uno de los mejores del mundo, permitió no sólo a los recién nacidos si no también a las mamás de gozar de un buen cuidado sanitario desde el primer día. Hoy en día se entrega a todas las mamás finlandesas, sin excepción.

La caja contiene ropita, accesorios, cuentos, baberos, pañales reutilizables, sonajeros,… Y, lo mejor de todo es que la misma caja es una cuna de cartón que utilizan durante los primeros meses. Tiene un tamaño parecido al de una minicuna e incluye un colchón y un juego de sábanas y mantas, para que el bebé duerma sus primeras siestas en la minicuna de cartón.

A pesar de que a nosotros pueda parecernos algo extraño poner a un recién nacido durmiendo en una caja de cartón, allí es una tradición arraigada desde hace más de 75 años. Las mamás y abuelas cosen a mano vestiduras con bonitas telas para las cajas de sus hijos o nietos.

Una curiosidad más es que hay estadísticas que afirman que las mamás finlandesas ¡son las más felices del mundo! y que Finlandia es una de las naciones con menor tasa de mortalidad infantil.

¿Por qué será?