Hay quien tiene hijos. Hay quien no tiene hijos.

Hay quien desea tenerlos y quien ni se lo plantea. A veces parece que debemos agruparnos entre estos dos grupos. Lo que sí está claro es que todos, absolutamente todos, somos hijos. Y lo cierto es que, los hijos, te cambian la vida. Una de las cosas que logran hacer contigo es reafirmarte como persona. Seguir leyendo “La Fiesta de la Diversidad”