Todos los productos tienen una historia. Hasta que los sacamos a la luz. Sin embargo, después, su historia continúa. Contigo. En tu casa. Con tu bebé.

Hay veces que las líneas de los productos en la web o redes sociales nos quedan cortas cuando hablamos de ellos. Otras, es difícil expresar tanto con un texto, en unas simples líneas. Porque, efectivamente, hay mucho detrás. Hay una historia que da sentido a cada cosa que te llevas a casa. Hoy, te explicamos el relato que acompaña a nuestro Bouquet Nature.

(Arriba Bouquet Nature entre flores y verde)

Acabamos de dar a luz a nuestro Bouquet. Es un ramo con olor a campo, ideal para cualquier época del año. No es un ramo cualquiera porque lleva muchas cosas dentro además de las flores: una camiseta, una polaina, dos bodies, un gorro, unas manoplas y un doudou. Emociona tanto como cuando recibes un ramo de flores aunque, esta vez, acompañado de accesorios que usarás sin parar con tu bebé.

Y esta es nuestra historia, concretamente, la mía. La historia empieza con mi primer embarazo…

(¡Llega Martina!)

Mi gran amiga Eva estuvo viviendo muchos años en Londres. Nos conocemos desde los 8 años y, desde entonces, a pesar de la distancia que nos ha separado desde los 18, nuestra amistad es interminable. Cuando nos vemos, el tiempo vuela, tenemos millones de cosas que contarnos y siempre tenemos la sensación de habernos visto “ayer”. Cuando nos llamamos… ¡no hay prisa!

Horas al teléfono para recuperar, en la medida de lo posible, el tiempo que no tenemos para un café un día cualquiera.

Supongo que sería diferente si viviéramos cerca la una de la otra… pero nos hemos acostumbrado a esta amistad sincera, incondicional y atemporal. Pues bien… Me quedé embarazada de Martina y me llegó un bouquet maravilloso desde Inglaterra. Debía de estar de unos 7 u 8 meses. Me encantó y ¡me hizo tanta ilusión! Fue una bonita sorpresa. Cuando lo abrí, no recuerdo muy bien el porqué, estaba en casa de mi madre con mis hermanas. Debí llevarlo para compartir ese momento especial, el de abrir el regalo y “desmenuzarlo” poco a poco con alegría compartida. Empezamos a desmontarlo entre todas.

De forma improvisada, nos repartimos las flores que acabaron versionadas en nuestro pelo, en nuestras chaquetas, en nuestros bolsos y neceseres… ¡Hubo regalo para todas! Lo que nos pudimos reír… Unos meses más tarde, le tocó estrenar a Martina toda la ropita que venía enrollada dentro.

(Debajo yo ¡el día que recibí el Bouquet de mi amiga Eva! y embarazadísima de Martina 🙂

Empecé a dar forma a BBShower recordando los mejores momentos durante mi embarazo, parto y post-parto. De hecho, en esto se basa BBShower: en captar todos los momentos para hacerlos más únicos si cabe y, sobre todo, para hacerlos tan especiales que se puedan recordar toda la vida.

Como el Bouquet de Eva que, “sin querer”, ¡se convirtió en un momentazo! Y, lo mejor de todo, es que fue compartido. Quizás por eso no lo olvidaré nunca.

Lo compartí con Eva que, aunque no estaba físicamente, estaba presente. Con mi madre cuando exclamó: ¡Oh, qué bonito! Y con mis hermanas que, como siempre, aparecen en los mejores momentos para “arrancar” cada una su parte de regalo.

(Abajo Laura recoge su Bouquet Nature)

Y así… llegó el Bouquet Nature que ha tenido varias versiones hasta llegar a la definitiva. La mejor. La más natural. Entrañable. Única. Bonita. Con flores frescas y, pronto, en otra versión muy natural y más innovadora.

¿Cuándo es el mejor momento para regalar el Bouquet Nature?

Es el regalo perfecto para el nacimiento de un bebé, tanto para regalar antes como después de su llegada.

Os damos algunas ideas:

(Arriba entrega de ramos en el Hospital)

  • Eres el futuro Papá o Mamá y quieres sorprender a la Mamá embarazada
  • Acaba de nacer el bebé pero… ¡oh! Llevas las manos vacías. En 24h te llegará el Bouquet Nature a casa
  • No puedes ir al hospital pero ¡envía tu regalo!
  • Eres una empresa y quieres sorprender con un Bouquet innovador y especial, nos encargamos de que llegue a tiempo y te escribimos la dedicatoria que nos pidas

 

Y, ahora, ¿continúas la historia? Si es sí… ¡clicka aquí!