Hoy te presentamos: el decálogo de la FELICIDAD. No es el único pero este es… muy importante.

1- Cómo no, lo primero es el AMOR, que lo engloba todo. Nos impulsa, nos motiva y nos da alas para vivir con pasión todo lo que nos rodea. Gracias al amor nacemos y es el hilo conductor de nuestras vidas. Gracias a él tenemos una familia que nos abraza, día a día. Las amistades de nuestros hijos están llenas de pasión: amor y también peleas, gritos, lloros, juegos, saltos…

Todo lo viven con intensidad porque sus emociones son verdaderas y les salen sin pensar.

2-¡ABRÁZAME FUERTE! Cuanto más expresemos las emociones (de todo tipo) y cuanto más las dejemos fluir, más fácil nos será comunicarnos y empatizar con los que nos rodean.

Así que ríe, llora, grita, enfádate, sueña y ¡vuela!

Es la forma de adquirir seguridad en uno mismo y conocerse mejor. Todo influye luego en nuestras relaciones.

3- Aprender a COMPARTIR. Interactuar con quien nos rodea, saber gestionar situaciones de todo tipo, momentos difíciles en los que no queremos compartir juguetes, comida ni momentos con otros niños es normal y ¡tan necesario!

Los hermanos son una gran ayuda para exigirnos sacar las mejores dotes. Gestionar estas situaciones nos hace más inteligentes emocionalmente.

4-Los niños son naturales y preguntan a menudo el porqué de las cosas. Se interesan por todo lo diferente y por todo lo nuevo.

Educarles desde el RESPETO a los demás, aprender a amar las diferencias y admirar la DIVERSIDAD del mundo en el que vivimos.                                                    

5- Y, por consiguiente, el respeto por la NATURALEZA que es la casa de todos. Apreciar el milagro de la vida desde el ser más pequeño hasta la montaña más alta.

6- La LECTURA nos transporta a un mundo nuevo, nos hace imaginar historias e, incluso, conforme vamos creciendo, nos hace pensar. Los niños adoran leer y ¡es tan fácil encontrar libros que les estimulen al máximo!

Cuando son más mayores, se pueden buscar libros que les hagan pensar y les permita ser cada vez más conscientes del mundo que les rodea.

7- CELEBRAR los buenos momentos. ¡Siempre lo decimos! Celebrar lo bueno va ligado con la autoestima, con el optimismo y la fortaleza de cada persona. Porque todos viviremos momentos difíciles pero explotar los buenos, nos da recursos para gestionar luego los que no lo son tanto.

Así que vive a tope tu fiesta Baby Shower, tu Baby Welcome, tu bautizo, tu cumpleaños, tus aniversarios, y ¡todos tus logros!

8- JUGAR es imaginar. Explorar juegos adaptados a cada edad para estimular la creatividad, pensar estrategias, divertirse e inventarse historias.

9- El ARTE desde los 5 sentidos. La MÚSICA y los sonidos, ya desde que están en el vientre de su mamá, les llama la atención. Escuchan ya desde entonces. ¡Cuánto disfrutan cantando, tocando instrumentos y desarrollando sus capacidades auditivas!

Dibujar, CREAR con las manos, hacer manualidades sencillas hace crecer la creatividad en los niños. Y no sólo eso: les estimula la concentración y la paciencia.

                        

10- Los bebés son totalmente dependientes de su mamá y de su papá. Pero poco a poco desde muy pequeños ya consiguen ser AUTÓNOMOS en cosas sencillas. Fomentar esa AUTONOMÍA del bebé desde que tiene esa capacidad, es fundamental para que crezca su autoestima y seguridad.

¡Sé feliz!

Fotos por María Archer Photographie @ricitoscuros